11 de abril de 2012

Volveré cuando menos lo quiera.

Un atardecer de otoño, de aquellos que combinan colores en el cielo. Las nubes en ese momento formaban figuras que nosotros no más podíamos ver, y de ellas reír. Tuvimos un momento en el que nos acercamos un poco más, él se abalanzó sobre mí en una especie de jugarreta que incluía cosquillas. Yo le sujetaba las muñecas, pero él me lanzaba al suelo. Cuando nos aburrimos, volvimos al pasto del parque, nuevamente a mirar al cielo. Ya había empezado a oscurecer, las estrellas se escondían cada vez que la nubosidad se paseaba entre las miradas de quienes observábamos el cielo en ese minuto. Estábamos los dos, mirando a ningún lugar allá arriba, cayó una gota en mi rostro. Fueron aproximadamente unos 5 minutos en que llovió inesperadamente sobre nosotros, que no nos movíamos de aquel lugar. Movió su cabeza a mi hombro y cruzamos nuestras piernas, espontáneamente. Al detenerse la lluvia, comenzó a correr una ventisca fría, lo que nos obligó a acercarnos un poco más uno de otro. Cruzó su brazo encima de mí, con el que me abrazó. Yo, busqué una de sus manos, la que tomé. Noté su nerviosismo, era comprensible, yo también estaba muy nervioso. Buscó mi mirada, sonrió, y nos besamos. "Me gustas", me dijo él. Yo solo lo miré, sonriendo como un idiota. Precisamente no estaba preparado para ese momento, no iba dispuesto a sacar todo de mí para que pudiera suceder algo. La cosa fue así, llegó de sorpresa y seriamente no me lo esperaba. Al caminar hacia el Metro, me decía que era algo de lo que tenía miedo, ya que no sabía cómo podría haber sido. Él tenía miedo, porque no sabía si lo que él sentía podría llegar a ser en un momento mutuo. Lo detuve un momento. Lo miré y le dije que todas sus palabras podría estar utilizándolas yo en ese momento. Era exactamente lo que pensaba yo. Pasó un momento en que estuvimos caminando en silencio, solo el ruido de la ciudad en plena hora peak nos acompañaba mientras nos hacíamos paso hacia el tren. Mientras cruzábamos el río Mapocho, no pude contenerme más: "Max, me gustas también".

No hay comentarios:

Publicar un comentario